Prevenir la retención de líquidos mediante tu dieta

Alimentación específica para evitar la retención de líquidos y favorecer su eliminación

Para evitar la retención de líquidos hay que seguir una dieta baja en sodio, por tanto la primera medida a adoptar es reducir la sal en las comidas. Para que las comidas no resulten insípidas y realzar el sabor de los alimentos se pueden usar como sustitutivo hierbas aromáticas, vinagre, limón, ajo o cebolla.

Pero no todo el sodio se ingiere a través de la sal de mesa. Todos los alimentos lo contienen en mayor o menor proporción, por eso es necesario también evitar aquellos que contengan mayor cantidad de sodio : embutidos, conservas, quesos , ahumados, curados, pan con sal, pastillas de caldo, sopas y purés comerciales, aguas minerales con gas, alcohol, etc…

Lo mejor es seguir una dieta rica en verduras, hortalizas, fruta, legumbres e hidratos de carbono complejos (pasta, arroz) y alimentos ricos en potasio en general.
Entre las verduras y hortalizas más recomendadas se encuentran las patatas, calabaza, tomate, calabacín, berenjena, espárragos, setas y alcachofas. Y de las frutas la más aconsejable es el plátano, por su alto contenido en potasio.

Alimentos Recomendados

Alimentos ricos en potasio: El potasio es un mineral que, junto con el sodio y el cloruro, mantienen el equilibrio hídrico del organismo. Estos tres componentes, llamados electrolitos, son necesarios para controlar la presión de la sangre, para mantener el ritmo cardíaco, para transportar los nutrientes a las células y para evitar que los líquidos sobrantes queden retenidos en el organismo. Un exceso de sodio en la dieta, además de facilitar la aparición de una serie de enfermedades como la hipertensión, rompe con el equilibrio hídrico y favorece la retención de líquidos en el organismo.
Se ha comprobado cómo la ingestión de alimentos ricos en potasio ayuda a contrarrestar los niveles de sodio y restaura el equilibrio. Según los especialistas, la proporción ideal sería la de 5:1, es decir 5 veces más potasio que sodio. En la práctica, esto supone que deberíamos comer menos alimentos ricos en sal y comer más alimentos ricos en potasio.
Las frutas y las verduras son ricas en potasio. Se aconseja una ingestión diaria de unos 400 gr. de estos alimentos como mínimo, lo que equivaldría a unas 5 raciones diarias.

Alimentos bajos en sodio: Entre los alimentos bajos en sodio tenemos fundamentalmente muchas frutas y verduras, aunque algunas frutas como la manzanas, las peras o las cerezas son especialmente recomendadas. Para saciar el organismo podemos recurrir a algunos cereales como el arroz o la avena, o a tubérculos como la patata. La soja u otras legumbres son fuentes vegetales de proteínas con muy poca sal.

Alimentos No Recomendados

Lo primero que debes saber es que los alimentos ricos en sodio producen retención de líquidos.
Entre los alimentos que contienen mucha sal y que debemos evitar se encuentran los siguientes:

  • Los embutidos ( mortadela, chopped, jamón dulce, salchichón, catalana, etc.) el jamón salado ( jamón curado del tipo que sea) la panceta, etc.
  • Los vegetales en salazón.
  • Los frutos secos salados.
  • Los quesos con sal, etc.

Deja un comentario